La piel humana está compuesta de tres capas: epidermis, dermis y hipodermis. Es esta última la implicada en el fenómeno de la piel de gallina. Una manifestación muy frecuente que se debe principalmente a:

  • Sentir frío
  • Tener miedo
  • Experimentar emociones fuertes (admiración, pudor, excitación sexual, temor…)

Esta reacción de la piel se debe a un proceso involuntario que en la jerga médica se conoce como piloerección. Se trata de un acto reflejo que se relaciona con la segregación de adrenalina y la regulación de la temperatura del cuerpo. Mediante la hormona de la adrenalina se activa un pequeño músculo erector del pelo que se encuentra en la raíz del vello. Además de poner la piel de gallina, la adrenalina tiene que ver con el aumento del ritmo cardíaco y la presión sanguínea, los temblores corporales o la sudoración de las manos.

Cuando se nos eriza la piel lo sentimos y vemos sobre todo en los antebrazos, pero también puede aparecer en piernas, cuello o zonas del cabello y raras veces en el rostro.

El nombre de piel o carne de gallina viene de la similitud de los folículos de la dermis de los humanos con las protuberancias que tiene la piel de los gansos.

boton-leer-mas-120 60

Cuidados para la piel seca

Cuidados para la piel grasa

Cuidados para la piel mixta