Una dieta equilibrada y rica en fibra nos ayudará a controlar el peso y mantener una adecuada salud digestiva e intestinal. De sobra es sabido que para evitar el estreñimiento y los gases debemos ingerir cada día alimentos que contengan fibra. Si no los consumes habitualmente es importante que vayas incluyendo poco a poco una cantidad diaria y no toda de golpe. A continuación te detallamos las principales fuentes de fibra para que no te olvides de meterlas en tu menú:

  • Cereales integrales
  • Panes integrales
  • Arroz integral
  • Legumbres: habas, lentejas, garbanzos…
  • Frutas: manzana, plátano, fresa, aguacate, uvas, ciruelas pasas, naranja…
  • Verduras: espinacas, guisantes, zanahorias, judías…
  • Frutos secos: nueces, almendras, avellanas…
  • Semillas: lino, girasol…

Hay que tener en cuenta que al aumentar la fibra en tu dieta también se necesita beber suficiente líquido.

boton-leer-mas-120 60

Lo bueno que es comer sandía

¿Qué nos aporta el melón?

10 beneficios del aguacate para la salud