Kiwi-1920

Actinidia deliciosa, comúnmente llamada kiwi o kivi, es una planta trepadora originaria de una gran área de China. El nombre kiwi nace en Nueva Zelanda, posiblemente por un remota similitud de aspecto entre el fruto cubierto de vellosidades y el ave kiwi.

Esta fruta tiene un sabor agridulce y fresco con muchas propiedades para nuestra salud, algunas de ellas quizás desconocidas. El kiwi es una gran fuente de vitamina C, además de ser rico en luteína, un compuesto que reduce el riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y degeneración macular y cataratas.

Un alimento que debemos incluir en nuestra dieta ya que tiene muy pocas calorías y azúcares, lo que lo hace idóneo también para las personas con diabetes. Para los más pequeños, es vital para su crecimiento al fortalecer huesos y desarrollar el sistema inmunitario.

Y por si fueran pocos beneficios, el kiwi destaca también por su alto contenido en fibra, por ser un excelente antioxidante, por aumentar nuestras defensas, por favorecer a nuestra circulación, por normalizar la presión arterial y por reducir el estrés.

Si eres de los que toma kiwi a menudo estás aprovechándote de todas estas propiedades. Para los que todavía no lo incluyan diariamente en su dieta, recordamos que se aconseja consumirlo por la mañana en el desayuno y que combina a la perfección con otras frutas como pueden ser el plátano, la fresa o la piña.