Cuidados-de-la-piel-mixta.1920

Ya hemos tratado los cuidados para la piel grasa y para la piel seca, por lo que no nos vamos a olvidar de la piel mixta.

Hay que tener claro que se trata de un tipo de piel más complicada de cuidar ya que  la zona de la frente, nariz y barbilla es grasa y con brillos, mientras que las mejillas y el contorno de ojos es seca.

Con piel mixta, es necesario que la limpies dos veces al día y es preferible que se use un gel con base acuosa, aplicándolo con movimientos circulares por las zonas grasas y más ligeramente por el resto. Para eliminarlo es mejor utilizar agua fría o tibia, ya que así evitamos producir más sebo.

También es necesaria una correcta hidratación, por lo que se deben utilizar cremas oil free que carecen de aceites.

Hay que realizar una exfoliación semanal y aplicar una mascarilla nutritiva a continuación.

Si eres de las que te maquillas, no olvides hacerlo con productos indicados para este tipo de pieles para librarnos de los brillos. Una buena idea es aplicar polvos traslúcidos en las zonas grasas.

A la hora de desmaquillarte opta por un producto que no sea demasiado fuerte y que no lleve alcohol.